Grandinetti, entre el peronismo y el socialismo

El diputado nacional Alejandro Grandinetti, se debate entre dos opciones de cara a las elecciones del año próximo: el justicialismo y el partido de la rosa.

El legislador del Frente Renovador que responde orgánicamente a Sergio Massa debe decidir su futuro en los próximos días, antes de que se empiecen a definir los armados electorales. Dos son las alternativas que surgen en su horizonte, al momento. La primera, ser candidato a intendente de Rosario o a diputado provincial por dentro de la estructura pejotista en el sector del rafaelino Omar Perotti (eso es lo que quiere una parte de los equipos técnicos que trabajan para el senador nacional), y la segunda, postularse a intendente o a gobernador dentro de la interna del Frente Progresista Cívico y Social.

De inmejorable relación con el socialismo, fuerza que conduce la alianza que ocupa la Casa Gris, el representante del tigrense en la tierra del Brigadier López, es evaluado por las incansables encuestas de la rosa, como el instrumento perfecto para dividir voluntades adherentes al proyecto Cambiemos, tal como sucedió en 2015, cuando disminuyó las chances de Ana Laura (Anita) Martínez, en beneficio de Mónica Fein. Es que el periodista devenido en dirigente, comparte votantes en el arco que va del centro hacia la derecha con el macrismo. Su moderación, su hablar sereno y sus modales estilizados lo tornan atractivo para la volátil y apetecible clase media rosarina, e incluso santafesina.

¿Qué hará el hombre del grupo Vila-Manzano? ¿Qué camino tomará? No le queda demasiado tiempo para decidir. El cierre de listas está a la vuelta de la esquina.

Foto de tapa: Alejandro Grandinetti junto a Eduardo Romganoli y Miguel Lifschitz

Cuna de la Noticia

avatar Director de Cuna de la Noticia