La Corte Suprema de Santa Fe declaró inconstitucional la Ley de descanso dominical

SUPERMERCADO CUNA DE LA NOTICIA

A tono con recientes fallos laborales que se dieron a nivel nacional, la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe confirmó la inconstitucionalidad de la llamada ley de descanso dominical, sancionada en 2014. Así lo dio a conocer ayer la Asociación Empleados de Comercio a través de uno de sus abogados. El gremio anunció que apelará la sentencia en la Corte Suprema de la Nación. La decisión marca un quiebre importante en la larga saga judicial (y la discusión política y económica que se dio en torno del tema) ya que definió sobre la cuestión de fondo.

Nicolás Mayoraz, uno de los letrados de la AEC, dijo a El Ciudadano que el fallo alcanza a las firmas Coto y Carrefour, quienes habían acudido a la Justicia solicitando la ilegalidad de la norma. Según el abogado, por ahora solo esas dos cadenas están en condiciones de abrir sus puertas este domingo.

Sin embargo Gustavo Sosa, el representante legal de Carrefour, hizo la interpretación opuesta. Dijo que “técnicamente” la resolución ya habilita a todos los supermercados de la provincia a levantar las persianas este fin de semana. “Una vez que se los notifique, el proceso será automático”, señaló en declaraciones radiales.

El fallo de fondo se dio través del voto de Abraham Luis Vargas, un camarista designado por sorteo que integra la Sala I de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Santa Fe.

Vargas fue el encargado de resolver la situación para encontrarle así una salida al conflicto entre las grandes cadenas de supermercados y la Asociación Empleados de Comercio sobre la normativa sancionada en 2014, que prevé el cierre de negocios del rubro los domingos en aquellos casos en que su dimensión supere los 120 metros cuadrados.

En septiembre, la Corte provincial había hecho el último intento para acercar a las partes en una audiencia de conciliación. Sin embargo, esa reunión fue catalogada por el gremio mercantil como “un fracaso”, ya que ninguno de los actores involucrados se movió de su postura.

El sorteo del juez se hizo ya que existía un empate en las posiciones de los miembros de la Corte provincial, que son seis. El presidente, Daniel Erbetta, junto a los miembros María Angélica Gastaldi y Eduardo Falistoco se pronunciaron a favor de la constitucionalidad de la norma, mientras que Eduardo Spuler, Rafael Gutiérrez y Mario Netri lo habían hecho en contra.

La AEC había presentado un escrito expresando la “objeción al procedimiento” del método de desempate. “En cierta forma esperábamos este fallo. Que la Corte no se animara a decidir te marcaba la presión que había. Que hicieran ese sorteo fue una muy mala señal. Nunca se debió llegar a eso”, señaló Mayoraz

Según el letrado, ante la igualdad, quien debía definir era el presidente de la Corte. “Entendemos que el artículo 14 de la ley orgánica que determina cuándo hay quórum y cuándo se logra mayoría, dice que si hay empate, el voto del presidente es dirimente”, precisó el profesional.

Una larga batalla judicial

El fallo de fondo llegó luego de una extensa y fuerte disputa que también se dio en el campo político y económico. Tuvo como protagonistas a las más altas autoridades y fuerzas políticas provinciales y locales y parte del poder económico nacional.

La ley 13.441 y su posterior ordenanza municipal 9.516 prohibía desde julio de 2016 que los locales de más de 1.200 metros cuadrados puedan abrir sus puertas los domingos. Pero en diciembre de ese mismo año, la sala III en lo civil y comercial avaló el pedido de inconstitucionalidad de la norma y dejó habilitado a Coto, Carrefour y Jumbo a que abran sus locales los domingos.

La medida resuelta sobre el fin del año judicial fue cuestionada por el resto de los supermercados, quienes incluso solicitaron la apertura en la feria de verano para pedir la autorización a partir de la “desigualdad manifiesta” que se produjo en los primeros meses de este año. La petición fue rechazada de inmediato.

En ese marco, el 30 de mayo pasado la Corte hizo lugar a un recurso de queja presentado por el Ejecutivo santafesino, el municipio y la Asociación Empleados de Comercio, eliminando la desigualdad entre las distintas cadenas, al obligar a todas a cumplir con la reglamentación.

Sin embargo, dos meses después, en julio, la Cámara de Apelaciones Civil y Comercial hizo lugar al pedido del supermercado La Reina, quien pudo volver a abrir y se sumó por entonces a Jumbo y Dar, que por otra decisión judicial ya venían trabajando.

Más tarde, en agosto, se agregó La Gallega. La firma fue habilitada a levantar persianas los domingos a partir de una medida cautelar que presentó en virtud de sentirse en desventaja. La jueza Silvia Ana Cicutto, del Juzgado Civil y Comercial Nª 4 fue quien le hizo lugar

Así, solo restaba que el máximo tribunal se expidiera sobre la cuestión de fondo. Algo que ayer quedó definido.

Con fuerte aval político

El proyecto de descanso dominical fue votado en octubre de 2014 en el Senado provincial por unanimidad pero con profundas modificaciones al texto que había girado la Cámara de Diputados. Finalmente, la Cámara baja no insistió en la redacción original y le dio sanción definitiva un mes después, en noviembre, con 31 votos a favor y una abstención.

La ley fue promulgada y puesta en vigencia por el Ejecutivo provincial en diciembre de ese mismo año. Pero como una de las modificaciones claves introducidas por la Cámara alta establecía como requisito una ordenanza de adhesión en cada lugar para su puesta en vigencia, la carga pasó a los Concejos Municipales o a los Ejecutivos en localidades donde no los hubiera y tuviera sentido la adhesión.

Durante 2015 y 2016 se fueron sumando varias ciudades al acompañamiento a la norma.

En el caso de Rosario la votación en el Concejo terminó con 21 sufragios contra seis. La adhesión a la ley provincial solo fue rechazada por los ediles del PRO y el radical Martín Rosúa.

La pelea privada

Si bien el hecho casi no trascendió, la ley de descanso dominical escondió desde un principio una feroz pelea interna entre el sector supermercadista. El texto que salió de la Legislatura se fue flexibilizando y en Rosario solo afectó a las grandes cadenas de supermercado. Los shopping, al final, pudieron abrir sus puertas. La iniciativa, además del respaldo de los trabajadores, fue avalada por la Cámara de Supermercados de Rosario, cuyo referente más importante es la firma Micropack, del empresario local Lucio Di Santo. (El Ciudadano)

Cuna de la Noticia

cunadelanoticia