Caso Marcelo Seisas: La Municipalidad informó que una falla eléctrica afectó el semáforo

MARCHA SEISAS CUNA DE LA NOTICIA

Fue el 13 de noviembre y un joven murió en un accidente. Eso señala un informe que el municipio y la concesionaria entregaron a la Justicia

El municipio elevó informes a la Justicia en el que destaca que la falla en el semáforo de Ovidio Lagos y Salta, que se cobró la vida de un joven el 13 de noviembre, se habría dado por alteraciones que produce una línea de media tensión de la Empresa Provincial de la Energía (EPE) que pasa por debajo de los aparatos. Por eso, propone trasladar las cajas de cableado internas y subterráneas que alimentan los semáforos a la otra ochava de la misma intersección, y reforzar su equipamiento eléctrico para “minimizar al máximo los problemas producidos en el suministro del servicio”.

El informe fue elevado ayer a la Justicia provincial en el marco de la causa que investiga la muerte del motociclista Marcelo “Ito” Seisas el 13 de noviembre pasado en esa esquina, al impactar con un vehículo cuando el semáforo no estaba funcionando correctamente.

En el lugar se siguen detectando fallas en la señal lumínica.

El municipio espera que esta semana estén listos los resultados de las pericias requeridas a especialistas de Buenos Aires y Alemania, que permitan dilucidar por qué justo la falla registrada al momento del siniestro no fue detectada por los sistemas de control. Ese día, el semáforo quedó en amarillo y rojo al mismo tiempo.

Según se desprende de los reportes de la empresa y del municipio, el fatídico 13 de noviembre hubo tres incidentes —dos antes de las 17— que fueron subsanados por la contratista austríaca Kapsch, encargada del mantenimiento de los semáforos.

La siguiente denuncia que tienen vía la línea telefónica 147 es posterior al fatal accidente; pero a diferencia de los anteriores, en este último caso estaba trabado en el amarillo de forma permanente, no intermitente.

La Municipalidad contrató a una consultora que realizó una auditoría externa para controlar el funcionamiento de los artefactos durante la madrugada del sábado pasado. La firma llevó adelante análisis operativos y una evaluación del estado del equipo controlador y de las instalaciones semafóricas. El lunes llegó otra especialista para tener una segunda mirada.

Informe oficial

El municipio presentó ayer en Fiscalía un detalle del protocolo de control y seguimiento del servicio de mantenimiento de señalización luminosa de tránsito, en el que explica la función de cada una de las áreas públicas involucradas, el método de trabajo e inspección en la calle, así como los reportes históricos de alarmas del sistema. Además, elevó las acciones y eventos que se ejecutaron desde el 14 de noviembre hasta el 3 de enero de 2018 en la intersección de Ovidio Lagos y Salta. Y otro informe técnico de lo acontecido a partir del 2 de enero.

Allí incluye propuestas para minimizar fallas técnicas que exponen —pese a que las autoridades de la EPE hasta ahora señalan lo contrario— que serían producidas por inconvenientes en el suministro del servicio eléctrico.

En este sentido, la nota elevada por la empresa Kapsch al fiscal — y a la que tuvo acceso LaCapital— detalla que “luego de reiteradas intervenciones y reemplazos de los componentes existentes por nuevos, hemos detectado que todas las fallas se han producido en elementos electrónicos que tienen contacto directo con el suministro eléctrico, por lo que inferimos que el causal sería producto de un desperfecto en el sistema eléctrico”.

Con todas las reservas del caso y a la espera de una respuesta formal de los peritajes solicitados por el municipio, la voz oficial de la Intendencia podría ir en la misma línea: el problema de los continuos fallos de los semáforos tendría su origen en una línea de media tensión de la EPE que pasa por debajo de los aparatos y va hacia la estación transformadora ubicada en Ovidio Lagos y Montevideo, que alteraría de algún modo el normal funcionamiento de los sistemas electrónicos.

Las propuestas técnicas elevadas a la Justicia abonarían esta hipótesis. Plantea trasladar el equipo controlador a la ochava del lado oeste de esa intersección, montar otro gabinete contiguo con una UPS on line de doble conversión, colocar una nueva toma de energía, reforzar las protecciones en conductores de línea de alimentación y cable de comunicaciones y recablear la esquina completa para “asegurar aislaciones de conductores subterráneos”, cierra el informe. (La Capital)

Cuna de la Noticia

cunadelanoticia