Entre el cielo y el infierno

Hicimos la prueba experimental con parientes y amigos del interior, enviándoles por whatssap los modelos de boleta única de gobernador y diputados provinciales, que recibirán quienes vayan a votar este domingo en las PASO. Hay 2.669.696 empadronados. Cabuleros, abstenerse.

Y sucedió lo que presentíamos: no tienen la más remota idea de quienes son los candidatos (salvo un par de conocidos). De allí nuestra sugerencia para que el Estado analice la manera para que la población pueda ver con anticipación las boletas que recibirá en el cuarto oscuro. Los segundos pagos por el Estado en radio y televisión para que los partidos y frentes hagan publicidad proselitista está visto que no cumplen con la noble finalidad que persiguieron sus creadores: que sea ecuánime la difusión publicitaria. El que posee más recursos siempre tendrá ventajas comparativas.

Solo interrogantes

Más allá de las PASO que habrá en toda la Provincia en las distintas categorías (intendentes, concejales, comisiones comunales, diputados provinciales, senadores), la atención periodística y política está centrada en la puja dentro del Frente Juntos (PJ) entre Omar Perotti y María Eugenia Bielsa. Uno de los dos sobre la medianoche de este domingo deberá pensar qué hacer de su futuro político. Omar Perotti tiene aún dos años más en la Cámara de Senadores de la Nación; mientras que María Eugenia Bielsa es docente universitaria y regentea su estudio de arquitectura en Rosario.

De todos modos, quienes no tienen PASO propiamente dicha este domingo, llámese Antonio Bonfatti y José Corral, pugnarán por obtener la mayor cantidad de votos posibles de cara a las generales del 16 de junio.

Los cálculos algorítmicos dicen que la interna peronista sería la que más votos obtenga. Con la inmediata especulación de la retención de esos votos rumbo al 16 de junio. ¿Sería lo mismo, para ese análisis, que ganare uno u otro la interna?. ¿Cuál de los dos candidatos triunfante dispersaría más votos hacia otras fuerzas?. ¿O sería indistinto?.

La otra disyuntiva es: ¿ingresará el votante no afiliado o simpatizante del PJ en la interna peronista?. No sería un dato menor; casi que marcaría una línea bisectriz para el 16 de junio.

Sin menospreciar al resto de los precandidatos a Gobernador (Di Bert, Martino, Crivaro y Sosa), éstos deberán obtener con sus Frentes o Partidos el 1,5 % de votos del padrón general para continuar rumbo al 16 de junio. Es probable que alguno ó algunos no lo logren. De allí que los votos de esos aspirantes tendrán que salir a “buscar dueños” el 16 de junio. Junto a los 200 mil nuevos electores que se presume habrá en las generales del 16 de junio (el porcentaje de votantes en las PASO siempre es menor al de las generales).

Desde lo estrictamente político, ¿afectará las chances del candidato de Cambiemos la coyuntura nacional?, ¿ó su destino estará atado al nivel de conocimiento, y naturalmente de propuestas – que obviamente en junio será mayor – que la población percibió del mismo?.

Lo mismo para el candidato del FPCyS: ¿jugará a su favor lo que hizo o dejó de hacer la gestión de Miguel Lifschitz?.

¿Habrá otros aditamentos emocionales o racionales del elector a la hora de tildar a un candidato a gobernador este domingo?. El escozor espiritual por el devenir económico, ¿influirá a la hora de votar candidatos locales?, llámese distritales, departamentales o provinciales?.

En cuanto a la lista de diputados provinciales, donde los electores se encontrarán con 25 fotografías de pre candidatos, 11 de las cuales pertenecen a la interna del PJ, ¿podría haber alguna sorpresa?. ¿Existe la posibilidad de un “cisne negro” en esa categoría?.

En la electoralmente definitoria Rosario (acapara el 40 % de los votos), el FPCyS gobernante está sumido en una apasionante y fragorosa interna para intendente como nunca se vivió, entre la candidata socialista Verónica Irízar y el candidato del novel Partido CREO Pablo Javkyn.

Lo mismo sucederá en el frente Cambiemos, que hace dos años tenía el “candidato cantado” con Rodrigo López Molina (PRO), y este domingo es probable que esté peleando votos con su contrincante interno Jorge Boasso (UCR).

El Gobernador Miguel Lifschitz encabeza la lista de diputados provinciales del FPCyS y aspira a ser el más votado. Este domingo y el 16 de junio. Solo así (y reteniendo la gobernación para el FPCyS) podría seguir tallando dentro del embrionario “tercer espacio” nacional junto a Roberto Lavagna que lo tiene como uno de sus protagonistas.

Si es verdad que para la elección de este domingo existe una “apatía generalizada como nunca antes” (hipótesis sociológica con la que no coincidimos plenamente) “los aparatos” de los grandes frentes políticos deberían predominar sobre él, en apariencia desinteresado, ciudadano. ¿Y si no resultare así?.

Cuna de la Noticia

avatar