La Mujer X, ¿un nuevo linaje humano?

MUJER CUNA DE LA NOTICIA

La evolución humana no será infinita en nuestro planeta ya que el mismo está condenado a perecer. En ese sentido, científicos de todo el orbe coinciden que irremediablemente dejaremos de existir antes que lo haga la mismísima casa planetaria que habitamos.

Ese tránsito evolutivo y la permanente búsqueda de nuestros orígenes primigenios posibilitaron determinar, por medio de análisis genéticos una migración desconocida de homínidos desde África, ocurrida hace 40.000 años. A partir del estudio de un hueso.

El dedo de un infante, cuya existencia ocurrida en Siberia permitió revelar que antepasados remotos de seres humanos partieron de África una vez más de lo que se ha determinado y que en una zona convivieron neandertales, humanos modernos –de los cuales descendemos los actuales y los nuevos homínidos detectados, cuyas características físicas desconocemos.

Un trabajo de Malen Ruiz de Elvira recogió el testimonio de Svante Pääbo, un especialista en ADN antiguo, quien recalcó: “Una criatura que no conocemos llevó este linaje desde África y los hizo en menos de un millón de años”.

El prestigiado paleontólogo, sin embargo, reconoció que desconoce cómo era ese ser humano, ni se conoce ya por fósiles hallados en otros sitios de la Tierra, pero nos da una nueva imagen de nuestro pasado de manera mucho más compleja”.

Con la prudencia que distingue a los científicos de renombre, Pääbo se ha negado sistemáticamente a hablar de una “nueva especie” y apunta que en el trabajo de laboratorio -que tiene ya una antigüedad de ocho años-, denominan al fósil Mujer X, simplemente, por la transmisión materna del ADN mitocondrial, que es lo estudiado sin determinación del sexo.

Es preciso aclarar que se analizó el ADN mitocondrial del fragmento del dedo con las técnicas que se desarrollaron para el ADN de neandertal, oportunidad en la que el análisis reveló hasta 400 diferencias con el ADN mitocondrial del hombre moderno y del neandertal. De allí surgió que hay en existencia otro linaje, aún no identificado, posterior a la primera salida de los homínidos del territorio africano. El ancestro común de los tres linajes, incluido el nuevo, data de un millón de años, de lo que se infiere que las criaturas que nos ocupan están dos veces más distantes de nosotros que los neandertales, según entienden los paleontólogos como Pääbo.

El Homo erectus fue el primer grupo de homínidos que partió desde África y luego hicieron lo propio dos oleadas de seres humanos , la de los ancestros del neandertal, entre los que está el Homo antecesor de Atapuerca hace entre 500.000 y 300.000 años y el Homo sapiens, la especie actual, hace 50.000 años.

El problema reside en que sólo se han realizado análisis genéticos del neandertal, por lo que resulta imposible la comparación del nuevo homínido –si resulta serlo-, con los anteriores.

El yacimiento en que se encontró el hueso analizado no es otro que la cueva Denisova, en las montañas de Altái, sur de Siberia, habitada desde hace 100.000 años. Estaría probado que el homínido de Denisova vivió cerca, en el espacio y el tiempo de los neandertales y los humanos modernos.

Cuna de la Noticia

Ricardo Licenciado en Periodismo. Posgrado en Comunicación Política. rimar9900@hotmail.com