Cómo fue la muerte de «Tubi» Segovia

Cuatro internos del pabellón 8 de Coronda fueron imputados este lunes. El fiscal de la causa brindó información sobre cómo ejecutaron el brutal crimen el pasado 24 de abril

El fiscal que investiga el crimen de Rubén Ariel “Tubi” Segovia en la cárcel de Coronda reveló detalles después de haber imputado a cuatro personas sospechadas por el asesinato cometido el pasado 24 de abril. El cabecilla de la banda Caminos-Segovia sufrió 36 heridas punzo cortantes en distintas partes del cuerpo y estrangulamiento con dos cables.

El fiscal de Coronda Marcelo Nessier brindó una conferencia de prensa donde informó que imputó a Kevin Javier Duarte, Juan Manuel Almada, Pablo Nicolás Caminos y Horacio Enrique Benaventos por el crimen de Segovia. Todos fueron acusados por el delito de homicidio doloso triplemente calificado por ensañamiento, alevosía y por el concurso de dos o más personas.

Según el informe preliminar que recibió Nessier, Tubi sufrió 36 heridas punzo cortantes. El 80 por ciento de las puntadas se dieron en la zona del pecho, cuello y rostro. Además, se presume que fue estrangulado con dos cables por una persona mientras las otras tres lo apuñalaban.

El fiscal afirmó que no hay filmaciones que muestren lo que ocurrió en el interior de la celda 17, donde fue hallado el cadáver, pero sí del pabellón. “Entraron dos personas a cara descubierta y dos encapuchadas. Se encontraron tres armas blancas y cables en el cuello (de Segovia). Se puede deducir que mientras uno lo estrangulaba los otros lo apuñalaban”, comentó.

“Es un pabellón donde hay internos vinculados a la barra de Newell’s. Está el hijo del fallecido Roberto Caminos (Alexis). Segovia había pedido el traslado a ese pabellón para estar resguardado con esa misma gente”, agregó al ser consultado si fue un asesinato “a traición”.

Entre las armas blancas usadas para matar a Tubi está un cuchillo tramontina de 13 centímetros. En la celda se incautaron siete chips y un celular que sería del fallecido. “No sé cómo ingresaron, si hay requisas”, sostuvo.

Nessier amplió que tres días después del crimen se hizo una requisa en todo el pabellón 8, en la que se incautaron cuatro celulares. Tres de esos teléfonos estaban en las celdas de las personas que fueron imputadas este lunes.

Las armas usadas para cometer el brutal homicidio fueron enviadas al laboratorio forense de Rosario. (Rosario 3)

Cuna de la Noticia

avatar