María Eugenia Schmuck presentó un proyecto para habilitar a Uber en Rosario

UBER TELEFONO 2

La edila Schmuck plantea que se pague un impuesto destinado a financiar el transporte. Dentro de las exigencias se incluye la obligatoriedad de registrar las unidades. También que taxis y remises puedan estar el sistema

En medio de la polémica, la concejala radical, integrante del Frente Progresista María Eugenia Schmuck, presentará la semana próxima un proyecto para integrar las plataformas y aplicaciones, como Uber, al sistema de taxis y remises. La edila adelantó que la iniciativa que elevará al Concejo es una síntesis del proyecto que presentó su ex compañero de bancada, Sebastián Chale, y el que fue aprobado por los diputados mendocinos días atrás. Dentro de las exigencias, se pretende que las compañías interesadas deberán abonar un impuesto que se destinará a un fondo para el financiamiento en la adquisición de nuevas unidades de transporte y que los choferes de taxis también puedan formar parte de esos sistemas.

El potencial desembarco de Uber a Rosario en los últimos días disparó otra vez un fuerte debate entre los concejales y en las redes sociales, así como la acérrima oposición de la familia taxista que insistió en que la llegada a la ciudad de la firma estadounidense la terminará aniquilando.

“La idea es generar un marco regulatorio general para las aplicaciones, en la actualidad ni siquiera está regulada Easy Taxi, y la normativa vigente sólo contempla las radiollamadas, sistema que cuesta 2.000 pesos para los taxistas a quienes, con suerte, les da un solo viaje”, explicó Schmuck. “Es interesante dar la discusión para ir hacia un sistema más moderno de regulación, porque existen vacíos legales para las aplicaciones en el esquema de transporte público actual”, consideró.

“Venimos trabajando bastante sobre aplicaciones para taxis. En su momento se armó revuelo por Easy Taxi, y hoy la mayoría de los taxistas tienen la aplicación”, recordó, y agregó que Uber “es una plataforma que va a ingresar sin ningún tipo de regulación, y eso no es inteligente”.

La edila explicó que también se establecerá un libro de actas digital para llevar control sobre los reclamos y para eventuales presentaciones judiciales.

Respecto al impuesto, la concejala pretende, en coincidencia con lo sancionado en Mendoza, establecer una alícuota del 1 por ciento sobre el total del viaje en el impuesto sobre los ingresos brutos que corresponda a la actividad. También prevé la obligatoriedad de la registración de las unidades para obtener el permiso.

La concejala señaló que estos son algunos de los aspectos, junto con otros que dará a conocer la próxima semana, con el objetivo de modificar el actual marco regulatorio. Así se allanaría el camino legal para que Uber y otras empresas de servicios similares puedan aterrizar en Rosario.

Al ser consultados por LaCapital, referentes de Uber señalaron ayer que, por cuestiones operativas, en las ciudades donde desembarcan abren “centros de atención a conductores en donde ellos presentan papeles, resuelven temas de la aplicación, hacen consultas, y tienen acceso a servicios ofrecidos por terceros, como los seguros o celulares, además de servicios relacionados a su actividad en Uber”.

La provincia más avanzada en materia de legislación para habilitar el ingreso de Uber es Mendoza, donde la Cámara de Diputados aprobó casi por unanimidad su habilitación y, después del receso invernal, será tratada en el Senado.

En Misiones, Buenos Aires y en otras provincias también se presentaron proyectos en sus legislaturas. Actualmente, en la Argentina Uber sólo opera en el área metropolitana porteña.

En Rosario Uber avanza con una estrategia similar a la que desplegó meses atrás en Córdoba para lograr cambios normativos que habiliten el servicio que está en más de 60 países.

Uber reveló que hay 27.000 rosarinos que ya utilizaron la aplicación en otras ciudades de la Argentina y en el exterior. Y también informó que 3.000 personas se inscribieron para ser choferes. (La Capital)

Cuna de la Noticia

avatar