El Concejo quiere que el clásico se juegue en la provincia con ambas hinchadas

CLASICO ROSARINO

El cuerpo legislativo solicitó al municipio y a la Provincia que “arbitre los medios” para que el encuentro se quede en territorio santafesino.

Que se juega en Rosario, que se traslada a la capital provincial, que lo harán en Buenos Aires. Que se jugará a puertas cerradas el 14 de octubre, que no habrá gente pero se disputará el 24. A las pocas horas de conocerse que habrá clásico rosarino por Copa Argentina, empezaron las especulaciones en tono a este trascendental partido, y el Concejo Municipal sentó postura.

En la sesión de este jueves del cuerpo legislativo se aprobó un pedido para que el partido se dispute dentro de la Provincia y con simpatizantes de ambas parcialidades. La idea es enmarcar el el partido en el Día Internacional de la No Violencia, conmemorado de manera internacional el 2 de octubre.

“Este Concejo vería con agrado se arbitren los medios necesarios tendientes a posibilitar la concreción del clásico rosarino, a jugarse con motivo los cuartos de final de la Copa Argentina en nuestra provincia, con la presencia de ambas hinchadas en el estadio”, dice la declaración presentada por el edil Lisandro Zeno.

En este marco, el cuerpo legislativo resolvió “intermediar en la medida de sus posibilidades ante los clubes de nuestra ciudad, a través de sus presidentes y capitanes; nuestra Municipalidad, organismos de seguridad del Gobierno de la Provincia y demás organizaciones que se consideren actores relevantes a los fines de promover la concreción del clásico en nuestra provincia, con presencia de ambas hinchadas”.

Newell’s planteó la posibilidad de jugarlo el 14 de octubre en el Coloso, porque fue la única cancha de la ciudad que hubo partidos de este torneo, y porque el 24 jugaría ante Estudiantes el encuentro suspendido. Además, alega que salir de Rosario incrementaría el riesgo de enfrentamientos en las rutas.

Por su parte Central prioriza disputarlo el 24 de octubre porque el 14 es fecha FIFA y no contará con Alfonso Parot, quien fue convocado por la Selección chilena para disputar una serie de amistosos. Además prefiere que se juegue en Rosario, con sorteo de cancha, o en Santa Fe, pero no en el estadio de Colón.

A todo esto, la intendenta Mónica Fein dijo que la ciudad “hará todo para que se dispute en Rosario”, mientras que el gobernador Miguel Lifschitz prefirió desligarse del tema y señalar que deberán definirlo los organizadores. “Nosotros podemos garantizar la seguridad, pero no es lo ideal”, manifestó. (Vía Rosario)

Cuna de la Noticia

avatar