Santa Fe: Fino equilibrio entre economía y política

SCHUERI CUNA DE LA NOTICIA

Mientras el gobierno nacional sigue chamboneando comunicacionalmente con las medidas que toma, como en el caso del retroactivo tarifario en el gas (en una suerte de autoflagelación redentora de vaya a saberse qué pecados fatales) en Santa Fe el arco político se prepara para dar batalla electoral en el decisivo 2019.
El Gobernador Miguel Lifschitz otra vez se encuentra en una venenosa encrucijada a la que lo condujo el gobierno nacional. Se trata de un nuevo Consenso Fiscal, reparador del suscripto en noviembre del año pasado cuyos términos la abrupta ruptura del orden económico este año desacomodó.
Se trataría de una “addenda” que contemplaría otros beneficios para los gobernadores firmantes – la mayoría según cuenta el gobierno nacional – como las compensaciones por la quita de subsidios al transporte y tarifa eléctrica social, a través de una nueva distribución de la coparticipación.
Pero básicamente significa avalar con la rúbrica gubernamental el controvertido presupuesto nacional 2019.

Uno de los puntos que el gobierno nacional promete estaría relacionado con la reinstalación en el 2019 del FoFeSo (Fondo Federal Solidario de la soja) con la misma distribución porcentual que el parche hasta fin de año del Programa de Asistencia Financiera a Provincias y Municipios, que reparó en parte la eliminación del Fondo hace un par de meses, esto es, 50 % para las Provincias y 50 % para Municipios y Comunas, dejando de lado el histórico 70 a 30.

Además, el fondo sojero podría ser el caballo que Troya que escondería en su interior la autorización en el presupuesto nacional 2019 de llevar hasta un 33 % las retenciones a la soja; advertido por el Diputado nacional Luis Contigiani, quien pondrá el grito en el cielo llegado el momento.

Miguel Lifschitz no quiere firmar el nuevo pacto. Motivos para desconfiar no le faltan, pero la presión cruzada será intensa, no exenta de solapadas extorsiones: el flamante pre candidato a Gobernador Federico Angelini dejó en claro que “la adhesión al pacto fiscal le va permitir a la provincia de Santa Fe recibir los fondos compensadores para el transporte público y los subsidios a las tarifas de la luz. Si la provincia no adhiere, pierde recursos”, intimidó el diputado del PRO.

De esta manera, si el Primer Mandatario santafesino suscribe la “addenda”, el gobierno nacional sumaría a Rosario y Santa Fe en el reparto de 12 mil millones de pesos para compensar la quita de subsidios. Además habrá compensaciones adicionales vía aumento de impuestos nacionales que se coparticiparán, como el de bienes personales para propiedades de argentinos declaradas en el exterior (iniciativa en su momento de las carteras de economía de Santa Fe y Salta).

La propuesta de la Casa Rosada incluye flexibilizar el pacto fiscal 2017 que exigía bajar el impuesto provincial a los sellos; y finalmente el nudo gordiano: recibir fondos coparticipables del impuesto a las ganancias a cooperativas y mutuales, y la suspensión del pago del impuesto al cheque a cuenta de otros tributos. ¿Cómo podría aceptar el Gobernador Lifschitz avalar con su firma lo que rechaza en público?, esto es gravar con ganancias a las cooperativas y mutuales.

Desde la presidencia del bloque de Diputados socialistas no creen conveniente que el Gobernador suscriba el nuevo pacto. En definitiva, ¿se atreverá el gobierno nacional a tomar como rehén a la Provincia de Santa Fe?.
Bonfatti en la cruzada anti “K” y “M”.

A todo esto, el presidente del socialismo nacional Antonio Bonfatti negó un acercamiento electoral con Sergio Massa: “en absoluto señaló el ex -Gobernador, con el Partido Socialista, el GEN, Libres del Sur y Ricardo Alfonsín empezamos una ronda de diálogo político con técnicos y políticos para proponer puntos de acuerdo para la Nación. Comenzamos con Sergio Massa y vamos a seguir con movimientos sociales, sindicatos; pero no hablamos de nada electoral, simplemente tener diálogo con lo que no es K o amarillo y ver coincidencias de propuestas para salvar a este país de lo que se viene”, aseveró el actual titular de la Cámara de Diputados de la Provincia.

De esta manera, Bonfatti no compromete al representante de Massa en Santa Fe Alejandro Grandinetti, quien mantiene fluidas conversaciones con Omar Perotti para una eventual alianza electoral.

Peronismo a la carta

Precisamente el peronismo está expectante sobre la ¿inminente? movida electoral de María Eugenia Bielsa, quien mantuvo una reciente reunión “protocolar” con el presidente del PJ Ricardo Olivera.

Bielsa ya le habría confesado a algunos senadores (Capitani, Pirola) su decisión de salir a competir en las Paso con el hoy principal candidato: Omar Perotti. “Esto nos vendría muy bien porque obligará a Perotti a empezar a cerrar acuerdos”, reflexionó Luis Rubeo, decidido a encabezar su propia lista de precandidatos a Diputados provincial.

Por su parte, el diputado provincial venadense Julio Eggiman sugiere que “Bielsa seguramente recostará su candidatura en el kirchnerismo”, con lo cual en el peronismo habría una interna de tres: Perotti, Cleri y Bielsa. El legislador peronista se pregunta qué actitud tomaría Agustín Rossi en ese hipotético escenario.

Angelini interpelará electoralmente a Corral

Dentro de Cambiemos, el presidente del PRO santafesino y Diputado provincial Federico Angelini anunció el jueves pasado a la noche en la ciudad de Vera ante un grupo de dirigente de Cambiemos que saldrá al ruedo para enfrentar a José Corral en las Paso de Cambiemos.

El anuncio lo formalizará en Noviembre, mientras en el entorno de Corral descreen que Angelini llegue a inscribir su candidatura en febrero próximo cuando cierre el plazo. Federico Angelini no permitió que el intendente de Santa Fe José Corral se enterase por los medios de su decisión: se lo comunicó en la mañana del mismo jueves. Y asegura que ya lo saben también Marcos Peña, Rogelio Frigerio y Emilio Monzó.
Angelini había sorprendido a los integrantes de su bloque, cuando reveló durante la sesión especial de tratamiento de la reforma constitucional negociaciones con el socialismo “hasta hace un par de semanas”, dijo en el recinto, para destrabar la misma.

Seguramente Angelini querrá develar a través de su intentona cuál es la verdadera fortaleza partidaria con la que cuenta Corral, ya no solo para combatir al socialismo y sus correligionarios aliados, sino ahora para salir al cruce de un genuino candidato PRO. Y de paso, anunciar que será Diputado nacional.

Lifschitz imagina otra construcción electoral

En la geología política del FPCyS, el soterrado movimiento de placas tectónicas dentro del socialismo y, porque no, del radicalismo aliado, auguran movimientos telúricos que repercutirán en cada rincón de la Provincia, habida cuenta que el Gobernador Miguel Lifschitz estaría dispuesto a jugar fuerte dentro del Frente, lo cuál no sería novedad toda vez que lo hicieron sus antecesores Binner y Bonfatti, pero el Gobernador quiere darle su impronta, que promete ser impactante.

Política y economía. El complejo y fino equilibrio de fuerzas dentro del entramado republicano que exige el proceso democrático.

Cuna de la Noticia

avatar