Intrigantes armados preelectorales

SCHUERI CUNA DE LA NOTICIA

Los tres grandes sectores contendientes (Cambiemos , PJ y FPCyS) tendrían fascinantes internas – PASO – que condicionan casi esquizofrénicamente los armados previos.

A falta de la reforma constitucional y de la Ley de Sistema Electoral 13.156 para “aggiornar” la Boleta Unica, el Gobernador Miguel Lifschitz firmará el decreto para intentar ponerle coto a lo que se dio en llamar “festival de sellos”, convertidos en pseudos partidos políticos que a manera de pícaros atajos, vienen -según el gobierno- desvirtuando los procesos electorales.
El titular de la UCR Julián Galdeano (quien confirmó que desde el Comité Nacional habilitaron las Paso en Cambiemos Santa Fe e internas en Córdoba) considera que habrá no pocos planteos para que el Poder Ejecutivo precise aspectos de la norma pronto a firmarse.
Por ejemplo, el apartado que reza: “actividad partidaria. Se exigirá anualmente a los partidos políticos inscriptos la documentación referida a las actividades que realizan, tanto las que correspondan a la vida partidaria ordinaria como la designación de sus autoridades”. ¿Y si el Partido nuevo acredita todos los requisitos para su oficialización?. ¿Se le impedirá participar?. Esto suele darse con frecuencia en el orden vecinal.
Y, aunque no lo diga Galdeano por prudencia política, existen partidos “formalmente constituidos” que compiten dentro de frentes que tal vez estén orillando los requisitos de “vida partidaria ordinaria”. ¿Se les impedirá participar?.
¿O acaso la idea es que precisamente la Gran Coalición que se intenta armar desde el oficialismo, absorba a todos los aspirantes a crear o alquilar partidos?.
Los interlocutores consultados coinciden en que el FPCyS, que vio la luz formalmente en el año 2006 sucediendo a la Alianza Santafesina, ya cumplió su ciclo como sigla política. Pero no institucional.
De allí la necesidad de “refundarlo” con nuevos integrantes y una marcada proyección nacional que intenta darle el PS (definido recientemente en plenario nacional. “Incluir el sustantivo “federal”- como desean algunos – suena muy peronista”, ironizaba un integrante del actual FPCyS.
Dentro de ese marco de discusiones, el radicalismo debería convocar para antes de fin de año a una nueva Convención para definir su postura orgánica de cara a las elecciones del año que viene (cuyo calendario en Santa Fe comenzaría en febrero).
¿Otra vez el híbrido de estar en Cambiemos a nivel nacional y en el FPCyS (o como se llamare) en Santa Fe?. No hay otras opciones.

¿Cambiemos se prepara para las Paso?

José Corral corrió con la cuenta de invitar al bloque de Diputados provinciales de Cambiemos a una cena la semana pasada.
Faltaron las peronistas Cecira Arcando (FE) y Alejandra Vucasovich. Y el líder del PRO Federico Angelini; quien estuvo en otra enigmática comida a esa misma hora.
Pareciera que al intendente de Santa Fe le está “cayendo la ficha” de que no será el excluyente exponente de Cambiemos en la lucha por la gobernación. Quizás la presencia de su par porteño Horacio Rodríguez Larreta en esta capital, sea una llamado de atención a las máximas autoridades del PRO sobre la inconveniencia de habilitar las PASO en Cambiemos.
Corral está empecinado en confrontar con el socialista Gobernador santafesino Miguel Lifschitz, a sabiendas que los mandobles que recibirá podrían dejarle magullones importantes; pero opta por desafiar al más poderoso para medir fuerzas “libra por libra”, dirían los relatores de boxeo.
Ahora eligió como argumento la “epidemia de inseguridad” (sic) que se vive en esta ciudad, y la Provincia, (de acuerdos con las estadísticas internacionales de muertos por habitantes) y la necesidad del envío de más refuerzos federales, a pagar con la plata que la Nación le debe a Santa Fe por la deuda histórica de la coparticipación.
Lifschitz poco menos que lo tomó en solfa. El propio Federico Angelini le reprochó al Diputado corralista Alejandro Boscarol que eso no correspondía.

En el FPCyS aún cavilan

Antonio Bonfatti pisó tierra perottista, y fue recibido con sorprendentes plácemes por la CGT Rafaela.
El presidente de la Cámara de Diputados ya está en carrera por su reelección gubernamental (“no es verdad que en esta Provincia no haya reelección”, le respondió Rubén Galassi a la incisiva oposición, con motivo del tratamiento de la reforma constitucional). De hecho Bonfatti va por los lauros de Reutemann y Obeid (y mucho antes Silvestre Begnis).
Mientras tanto, el radicalismo aliado – y el propio socialismo pareciera ser – aguarda con nerviosa expectativa los siempre insondables movimientos del Gobernador Lifschitz, quien por ahora concentra todo su accionar institucional en promover e inaugurar obras públicas para acrecentar la centralidad que nadie le discute. Pero quiere PASO. Lo confirmó en un privadísimo asado sureño “bendecido” con buen vino.
De ser así, ¿se las tendría que arreglar sólo con los lauros de su anterior gestión Antonio Bonfatti, mientras el Gobernador jugaría con candidato propio – un ministro de su gabinete – y encima encabezando su lista de Diputados?.
Lifschitz le ofrecerá al radicalismo aliado – NEO- la Vicegobernación. Lo propio hará Bonfatti.
Por lo pronto, el Gobernador está apuntalando una estructura con 1000 líderes bajo la consigna “si tenés entre 18 y 40 años, muchas ganas de participar y nuevas ideas para transformar la realidad, esta propuesta es para vos! Vamos a entregar 1000 becas para el Diplomado en Innovación Democrática”.
Ahora bien, llegado el momento Bonfatti les comunicará a sus estratégicos socios radicales que, además de llevarle el documento de la Convención radical que los habilita a jugar en el Frente, preferiría una mujer como compañera de fórmula. Quizás la aporte el centro-sur de la Provincia en lugar del centro norte.
Además NEO debería pensar en el compañero de fórmula del candidato “lifschista”.
¿Están dispuestos los radicales de ese sector a ser acompañantes de candidatos socialistas?.
Ante semejante panorama virtual; ¿en el FPCyS no llegarían al extremo de fumar dentro del depósito de garrafas?.

María Eugenia Bielsa: la otra gran incógnita

“María Eugenia Bielsa es como su hermano Marcelo: tiene mas prensa que títulos”, chanceó un dirigente peronista con aspiraciones legislativas. “La Bielsa”, está cada vez más activa en su accionar político (si no fuere para ser precandidata a gobernadora, ¿para qué, sino?), a tal punto que sorprendió a un socialmente apreciado exponente político – no peronista – solicitándole una reunión.
Omar Perotti se prepara para la semifinal histórica (PASO) en caso de que la ex diputada decida salir al ruedo; mientras el propio peronismo vela armas para tal fin, en el convencimiento de que una interna (participará también Unidad Ciudadana) los vigorizaría. ¿O lo llevaría a una peligrosa jibarización?.
Mientras, el ecosistema democrático se prepara para reafirmar en las urnas el año que viene el contrato mutuo que la sociedad tiene con los políticos (a muchos de los cuales erigirá como gobernantes por los próximos cuatro años) y la política base del sistema.
Los protagonistas, actuales y futuros, no deberían perder de vista no sólo el angustiante momento económico que desvela a una gran parte de la sociedad; sino también otros aspectos humanos que con devenir del tiempo podrían llegar a ser tan gravitantes como la mismísima economía, a “la hora de las urnas”.

Cuna de la Noticia

avatar