Pese a la fuerte caída de imagen, Macri mantiene el grueso de su voto duro

Según una encuesta de Rouvier perdió el 41% de popularidad desde 2015. La «lucha de techos» entre el Presidente y CFK.

A pesar de que cayó su imagen y las expectativas de su gobierno Mauricio Macri conserva una intención de voto muy cercana a la que tenía en 2015 según una encuesta realizada por Ricardo Rouvier. El Presidente perdió casi 41 puntos de popularidad desde que asumió su gestión pero hoy lo elegiría el 28% de los consultados.

En diciembre de 2015 Macri asumió la presidencia con un 71,3% de imagen positiva y tan sólo un 26% de negativa. En los dos años siguientes y a pesar de que Cambiemos triunfó en las legislativas de 2015 el Presidente perdió casi el 18% de la simpatía de los ciudadanos. Crisis mediante la caída continuó este año y aquellos que ponderan negativamente al mandatario alcanzan al 57,3% de los 1200 consultados a principios de mes.

Si se sumaban las expectativas de los ciudadanos en diciembre de 2015 el neto daba un positivo del 38%. Un año más tarde esa cuenta ya era negativa para el macrismo: -7,4% en 2016 y -5,1% en 2017. Pero este año hasta los pronósticos más pesimistas explotaron: Cambiemos terminará el año con un -29,2% de esperanza en el gobierno.

Si embargo la pérdida de 18 puntos de imagen no parece haber hecho mella en sus posibilidades electorales y acumula el 28,1% de intención de voto. ¿Por qué? «Tiene que ver no tanto con el ‘amor’ por Macri, sino con una mezcla de cosas: para una parte de la población expresa algo nuevo en la política, pero también existe una porción donde predomina la negatividad frente a Cristina Kirchner», explicó Rouvier a LPO.

La ex Presidenta tiene una intención de voto similar a la del ex alcalde porteño pero ninguno de ellos pareciera tener el camino allanado hacia la Casa Rosada. «Desde un modelo teórico uno podría pensar en la aparición de un candidato que se lleve 50% de los votos, una especie de Bolsonaro. Pero en la realidad ese modelo teórico se cae y no hay un emergente de ese tipo», señaló el sociólogo.

Así como durante años Macri tuvo un techo que no le daba pocas posibilidades de luchar por la Presidencia, hoy ese inconveniente parece tenerlo Cristina Kirchner. «El techo a Cristina no es la economía, la gente dice que estaba mejor antes que ahora. Es de otro tipo, tiene que ver con su estilo, con una modalidad, con el desorden en la calle identificado con su segundo mandato», comentó Rouvier.

«Va a ser una lucha de techos», dijo el consultor sobre las elecciones del año próximo. «Si a Macri le hubiera ido bien en la economía estaría mucho mejor en intención de voto, los que no son macristas hubieran premiado esa buena gestión, como sucedió en 2011 con Cristina, pero la situación económica le pone un techo a Macri», analizó. (La Política Online)

Cuna de la Noticia

avatar