Preocupación por el contagio de empleado del Centro de Justicia Penal

Este miércoles resultó positivo el diagnóstico de un empleado en la Unidad de Homicidios Dolosos del MPA, con sus oficinas en el Centro de Justicia Penal, y como mecanismo de prevención se determinó que otros 30 trabajadores del área se aíslen y cumplan trabajo de forma remota.

El empleado había estado hace 10 días con una persona que resultó estar contagiada, y el pasado lunes presentó síntomas de fiebre, por lo que se realizó un hisopado.

Al momento de conocer que su empleado resultó con coronavirus, en el Centro de Justicia Penal comenzaron a realizar los protocolos correspondientes, aislando a las personas que tuvieron contacto estrecho.

Desde el MPA voceros aclararon que “la Unidad de Homicidios de Rosario está en trabajo remoto, desde domicilios particulares, la actividad laboral se realizará con normalidad  y se irá evaluando la situación en el transcurso de los días”.

Confirmaron que el resto del Centro de Justicia Penal continúa trabajando con normalidad, y aseguraron que “en todo momento se mantuvieron las normas sanitarias dictadas con distanciamiento y barbijo mientras se desarrolló su actividad en la Unidad de Homicidios”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *