Imputarán a Druetta por confabulación con un narcotraficante

DRUETTA DROGA CUNA DE LA NOTICIA

Le detectaron una llamada en 2012 con Ignacio Actis Caporale, quien va a juicio por narcotráfico.

La Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) allanó ayer el domicilio del ex jefe de Inteligencia Zona Sur de la Dirección General de Prevención y Control de Adicciones (Ex Drogas Peligrosas) Alejandro Druetta. La medida fue requerida por la fiscalía federal Nº2 de Rosario y ordenada por el juez federal Carlos Vera Barros en el marco de una investigación por cargos de confabulación con indicios desprendidos de una vieja causa: la que llevó a prisión a Ignacio Actis Caporale, alias Nachito, quien este año afrontará juicio por liderar una organización en Rosario dedicada a la comercialización de droga.

A raíz de esta medida Druetta fue separado de su cargo como jefe de Contrainteligencia en la Policía de Investigaciones (PDI). El delito por el que será imputado tiene baja expectativa de pena por lo que no se ordenó su detención. Lo acusarían de confabular con Actis Caporale para traficar droga en el año 2012 cuando la banda de Nachito fue desbaratada en Rosario.

Una llamada

Fuentes de la investigación consignaron a este diario que lo que genera esta acusación es una conversación telefónica de Actis Caporale en 2012 con una persona que se presumió podía ser Alejandro Druetta. Esa impresión quedó constatada con una pericia de voz que dio resultado positivo. La investigación estuvo a cargo del fiscal federal Claudio Kishimoto con la participación de la Procuración contra el Narcotráfico (Procunar). El origen específico es una denuncia anónima procedente de Venado Tuerto, donde Druetta trabajó, que llegó a efectivos de la PSA.

Druetta es un funcionario de alto perfil que en los últimos años quedó en medio de investigaciones polémicas. Intervino en las detenciones de los dos sindicados narcotraficantes del sur provincial, Aldo “Totola” Orozco de Firmat y Carlos Andrés Ascaíni de Villa Cañás, quienes en estos días son juzgados por narcotráfico en el mismo trámite en el que el jueves los fiscales pidieron 15 años de prisión para el ex jefe de policía de Santa Fe Hugo Tognoli.

Cocaína que era azúcar

Este oficial ahora desplazado fue responsable de un controvertido procedimiento ocurrido hace cinco años que sirvió para imputarlo a Ascaíni en el juicio referido y también vincularlo a Hugo Tognoli. Fue un operativo en el que alegó haber detenido con un pan de un kilo de cocaína y un arma de fuego a a Ascaíni el 8 de mayo de 2012, en el cruce de las rutas 90 y 94, cerca de la localidad de Chapuy. En ese momento acababa de hacerse cargo de la Brigada Operativa de Drogas Peligrosas de Venado Tuerto, durante la gestión del ministro de Seguridad Leandro Corti, en el gobierno de Antonio Bonfatti. La pericia bioquímica revelaría que la sustancia incautada era azúcar en más de un 96 por ciento de su composición.

El acta de ese procedimiento fue declarada nula a dos meses de confeccionada por el juez federal Carlos Vera Barros pero luego la Cámara Federal la consideró válida. Eso dio lugar a que fiscales federales conectaran a Ascaíni con Tognoli, que de ese modo llegó al juicio que empezó a celebrarse en junio pasado y que aún está en curso en el Tribunal Federal Nº 2 de Rosario. Precisamente esa acta confeccionada por Druetta fue uno de los elementos con el que los fiscales Adolfo Villate y Adriana Saccone solicitaron anteayer pena para Tognoli al considerar que brindaba cobertura a narcotraficantes del departamento General López.

En el autódromo

El caso por el cual el domicilio de Druetta fue allanado tiene que ver con prueba originada en la causa por narcotráfico contra Actis Caporale, quien va a juicio próximamente por liderar una banda de comercialización de droga desbaratada en septiembre de 2012. Actis estuvo prófugo hasta diciembre de 2016 cuando fue detenido en una competencia en el autódromo de Buenos Aires, donde se desempeñaba como piloto.

Como se dijo la decisión de imputar a Druetta se conoce un día después de que Tognoli resultó imputado con un acta confeccionada por aquel oficial. Eso dará muy posiblemente lugar a suspicacias. Cerca de la pesquisa indican que se trata de una circunstancia casual porque se intentaba acusar a Druetta para evitar planteos de prescripción. También indican que la prueba no luce contundente aisladamente sino inserta en una cadena de indicios dado que habría reiteradas denuncias acumuladas contra el ex jefe de Contrainteligencia de PDI.    

La PSA allanó en total cuatro domicilios, dos en Rosario y dos en Alvear. Uno de Alejandro Druetta, uno de su ex mujer, uno de su hermano que también es policía y por último la sede de la PDI en el ex Regimiento 121 de Lamadrid al 500. (La Capital)

Cuna de la Noticia

cunadelanoticia