El primo de Lionel Messi se transformó en el nuevo refuerzo de Newell’s

Emanuel Biancucchi dejó Melgar de Perú y se sumó al equipo rosarino a préstamo.

“Jugué en clubes grandes, importantes, y eso no te lo da ser el primo de…”. El rótulo familiar persigue a Emanuel Biancucchi desde que Lionel Messi explotó en el mundo del fútbol. Su nombre siempre está dando vueltas por Argentina a raíz del parentesco con el hombre del Barcelona, pero ahora las luces lo seguirán más de cerca: firmó contrato y se transformó en nuevo refuerzo de Newell’s.

Biancucchi tiene 30 años y una vasta experiencia en el exterior. La última temporada jugó en el Melgar de Perú donde salió campeón del Torneo Clausura de ese país. Quedó en libertad de acción y arribó cedido a Rosario hasta diciembre del 2019, pero con una opción de compra de 200 mil dólares por el 60% de su pase.

Realizó las inferiores en Newell’s, pero inició su trayectoria profesional en Alemania con el Múnich 1860 y luego partió al Girona español. El mayor tramo de su trayectoria osciló entre Brasil y Paraguay: Independiente Campo Grande, Olimpia, Rubio Ñú, General Díaz, Bahía, Caerá y Vasco da Gama lo cobijaron.

“Me siento orgulloso de tenerlo como primo, pero a veces es un poco hincha que siempre te estén preguntando”, había advertido en una nota al llegar al fútbol peruano. Fanático de la “Lepra”, el zurdo se desempeña en el sector ofensivo del terreno de juego.

La unión de los Messi-Biancucchi se originó por intermedio de las madres de ambos futbolistas: Celia es la hermana de la madre de Emanuel, que a su vez tiene como hermanos a Bruno y Maximiliano, ambos jugadores profesionales.

“Millones de veces jugamos con Lionel. Nos criamos juntos, siempre jugamos en el potrero. Millones de veces. Lindos recuerdos. Ya lo he contado. Si ahora mismo sorprende, imaginate de chico. No tenía ni físico pero los gambeteaba a todos. Era increíble verlo jugar”, recordó en una nota.

En las últimas horas cumplió el sueño de todo hincha: se transformó en el tercer refuerzo de Newell’s tras los arribos de Maximiliano Rodríguez y el uruguayo Ángelo Gabrielli. “Nunca tuve la oportunidad de jugar en el fútbol argentino, siempre fue un sueño jugar acá, siempre lo pensé y más con la camiseta de Newell’s”, le confesó al sitio oficial de la “Lepra”. (Infobae)

Cuna de la Noticia

avatar