El Canalla perdió ante Gremio y quedó al borde de la eliminación

Rosario Central, que presentó un equipo con mayoría de suplentes, cayó por 3 a 1 en Porto Alegre, por la cuarta fecha de la Copa Libertadores de América. Con este resultado, el Canalla quedó último en el grupo H con apenas 1 punto y sus chances de seguir en carrera son remotas.

Los goles los anotaron Jean Pyerre a los 30 minutos de juego, después de una gran cesión de Everton, la figura indiscutida de la noche, y Leonardo, a los 10 y 38 minutos del segundo tiempo. El descuento, Jonás Aguirre a dos minutos del final.

En el otro partido de la zona, Libertad derrotó a Universidad Católica de Chile por 3 a 2 y así los paraguayos se afianzaron en la cima con puntaje ideal (12), logrando la clasificación. Segundo está la UC con 6 unidades, Gremio trepó a 4 y los de Arroyito cierran con 1.

De esta manera, ahora Central deberá ganar los dos partidos en condición de local para aspirar a obtener, al menos, el tercer puesto que le permita seguir carrera en la actual Copa Sudamericana, ya que los dos primeros avanzan a octavos de final y el último queda eliminado. Una empresa que, a juzgar por lo que mostró hasta acá, no parece muy probable ni sencilla.

El escurridizo Everton fue la gran figura de la noche: de hecho, en el primer gol el atacante desbordó por enésima vez por la izquierda y le envió un centro de gol para el centrodelantero Jean Pyerre, que sólo la tuvo que empujar. Everton fue una pesadilla para Molina y toda la defensa vestida de amarillo.

Los locales fueron mucho más en aquella etapa inicial y de no ser por la pericia de Ledesma, que le ahogó tres veces el grito a Everton en el primer tiempo, se hubieran ido al descanso ganando por más diferencia.

El conjunto de Cocca, con mayoría de suplentes y varios juveniles, aguantó sólo en los primeros 15 minutos de juego (aunque el tricolor ya le había llegado), pero luego fue sometido al dominio local. La juventud de los volantes no pudo impedir el toque de los tricolores, que dejaron aislados arriba a Barrera y Herrera. Y daban la impresión de que, si se lo proponían, iban a golear.

En el segundo tiempo, nada cambió. Y el segundo gol llegó rápidamente a través de un centro desde la izquierda que encontró a Leonardo, quien definió con un remate fuerte que se coló por debajo de las piernas de Ledesma. Ese tanto prácticamente le bajó la cortina al partido. Central no parecía tener con qué poner en jaque ese marcador.

El elenco de Arroyito pudo arrimarse a través de dos jugadas aisladas: a los 13’, Jarlan Barrera pateó al arco pero salvó Geromel cuando parecía que entraba; y a los 27’, Herrera saltó sólo, conectó de de cabeza pero tapó Paulo Víctor. Pero eso y nada más. El equipo no estuvo a la altura de un rival con una jerarquía muy superior.

El tercero lo anotó el propio Leonardo con un remate cruzado a 7 minutos para el final. Ya no había nada que torciera la historia. Sólo quedó tiempo para que Jonás Aguirre, después de una buena jugada colectiva, decorara el resultado con una correcta definición dentro del área. Pero Gremio pareció ganarlo casi sin transpirar. Y casi que echó a los auriazules del certamen al que tanto le costó llegar. (Rosario 3)

Cuna de la Noticia

avatar