Cambiemos pide el cierre de la cárcel de Riccheri y Zeballos

El edil Roy López Molina lo solicitó por el temor de los vecinos de la zona

El Vicepresidente primero del Concejo Municipal de Rosario, Roy López Molina, pidió cerrar la Unidad Penitenciaria III, tras la balacera que se registró el viernes por una gresca entre detenidos. Adelantó que solicitará a la Municipalidad de Rosario que envíe una propuesta para iniciar un debate sobre el futuro del predio.

“La pelea de internos, el intento de motín y el consecuente temor de los vecinos que por largos minutos escucharon decenas de disparos es apenas una muestra más de la necesidad de trasladar el funcionamiento a un espacio con mejores condiciones para los internos, los trabajadores y el entorno. Vamos a insistir para que el gobernador Omar Perotti impulse su cierre definitivo”, señaló el titular del bloque Cambiemos.

López Molina recordó que un nuevo destino a la manzana, anunciado en distintas oportunidades, fue postergado por la superpoblación de la Unidad de Piñero. También por la demora en la ampliación de otras instalaciones y la necesidad de alojar a presos federales en Santa Fe, entre otros inconvenientes carcelarios.

Sin embargo, recordó que el pasado 20 de mayo se registró un episodio similar al del viernes. Pidió “no tapar un problema con otro” y “planificar la ciudad a futuro”.

“La cárcel, construida en 1888, quedó en el macrocentro de la ciudad de Rosario y eso es un problema tanto para los habitantes de la zona como de infraestructura para el normal funcionamiento del Servicio Penitenciario y los internos. También, para el valor de las viviendas que la rodean”, amplió el dirigente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *