Rosario tendrá un laboratorio de excelencia mundial en neurociencias

Se inaugura el mes que viene en La Siberia, y en 2016 dictará clases allí el reciente premio Nobel de Química. El Instituto Max Planck incorporará tecnología de punta y repatriará a dos científicos rosarinos que hoy trabajan en Alemania.

El próximo 11 de noviembre se inaugurará el laboratorio Max Planck en el predio universitario de Berutti y Viamonte. Así, Rosario pasará a ser el segundo nodo en Latinoamérica de la institución académica alemana y contará además con un centro internacional de microscopía confocal y fluorescencia único en su tipo. Esa tecnología permitirá repatriar a dos científicos rosarinos que hoy están radicados en Berlín al tiempo que cuatro estudiantes alemanes llegarán a esta ciudad a hacer su doctorado. Como si esto fuera poco, en 2016 vendrá a dictar clases a la Universidad Nacional de Rosario (UNR) el último premio Nobel de Química, Stefan Hell, quien forma parte del cuerpo de profesores del doctorado binacional en biociencias moleculares y biomedicina que tiene la UNR.

El edificio del Max Planck Rosario ya está construido y en funciones dentro del predio de la Ciudad Universitaria conocido como La Siberia.

Para dimensionar la importancia de esta próxima inauguración, el director de laboratorio del Max Planck Rosario, Claudio Fernández, precisó: “Vamos a inaugurar el segundo nodo del continente y también el centro de microscopía de excelencia internacional Nikon, que será el primero en Latinoamérica.

Todo ello con una inversión del gobierno nacional, gestionada por el rector de la UNR, Darío Maiorana, de 1.300.000 euros para los equipos de resonancia magnética nuclear y 300 mil dólares para los microscopios. Cabe recordar que entre el edificio y el resto de la tecnología que hay allí, la Nación ya lleva invertidos otros 14 millones de pesos en ese sector de La Siberia.

El equipo de resonancia de este laboratorio es el más potente y sensible de la Argentina. Está montado con tecnología de criosonda, que permite investigar fármacos en fase pre-clínica que se utilizan para patologías humanas. El grupo de Fernández tiene una dilatada trayectoria en el estudio y análisis del campo de las enfermedades neurodegenerativas, como Parkinson y Alzheimer.

De excelencia. “Este es un laboratorio del primer mundo, de hecho vendrán aquí cuatro estudiantes de Gôttingen (Alemania) a hacer su doctorado binacional en biomedicina. Gracias a esta tecnología podremos repatriar dos científicos más desde Berlín. Llegarán a Rosario en diciembre y van a desarrollar la resonancia magnética nuclear en células. Hay cuatro equipos de resonancia en el mundo, y el quinto estará en Rosario”, repasó.

Los científicos que vuelven al país son rosarinos. Se trata de Andrés Binolfi y Verónica Lombardo, quienes van a poner a punto técnicas de resonancia magnética nuclear en células.

Actualmente, el laboratorio Max Planck de Biología Estructural, Química y Biofísica Molecular de Rosario cuenta con 25 investigadores, entre científicos y becarios (entre ellos dos argentinos repatriados que vivían en Barcelona), pero llegará a los 50 el año que viene.

El 11 de noviembre se firmará el convenio de creación del Centro Internacional de Microscopía de Excelencia Nikon de la UNR.

Por ello estará presente el vicepresidente de la firma, Jim Hamlin, además del embajador alemán, Bernhard Graf Von Waldersee, y directivos del instituto académico.

El centro Nikon será el primero en su tipo en Latinoamérica (hay en Europa y Estados Unidos) y pondrá a Rosario en un sitio de excelencia científica a nivel internacional.

(La Capital)

Cuna de la Noticia

avatar