Marcha Federal: Columnas de todo el país se reunieron en la Plaza de Mayo

La multitudinaria «Marcha Federal» concluyó este viernes en la Plaza de Mayo con un acto central en donde referentes de organizaciones sociales y sindicales exigieron a la CGT la convocatoria a un paro general. Miles de manifestantes llegados de todo el país se movilizaron para protestar contra las negociaciones con el FMI y por los aumentos tarifarios. Sin embargo, el pedido para llamar a un paro general se llevó el centro de los pedidos.

Durante su discurso, el bancario Sergio Palazzo reclamó a la central obrera que «convoque un paro nacional para pedirle al Gobierno nacional que cambie su política económica». Al pedido del líder de la Asociación Bancaria le siguió el de Roberto Baradel, quien remarcó que las dos CTA realizarán un paro la semana que viene y pidió que participen «todas las organizaciones», en alusión a la CGT.

En esa línea, el referente del sindicato de Camioneros, Pablo Moyano, afirmó que el Gobierno «tiene que tomar nota de que hay un gran descontento social». Durante su participación en la movilización, el camionero consideró que «las tarifas han tocado a la mayoría del pueblo argentino, la paritaria de 15% es para todos, el 80% de los argentinos está sufriendo», lanzó en declaraciones a los medios. Por su parte, el líder del gremio de Canillitas y exdiputado nacional Omar Plaini evaluó que «la oposición tiene la responsabilidad de transformar esta protesta en un movimiento alternativo».

Daniel Menéndez, referente de Barrios de Pie, se sumó a ese planteo al afirmar que «no es momento para cobardes, hay que pagar el precio de defender al pueblo y si es necesario convocar a un paro nacional activo con cortes de ruta por todo el país». «A lo largo de la historia estos ajustes terminan con hechos complicados, y nosotros queremos llamar al gobierno a la paz. El veto es una señal muy complicada porque rompe todos los puentes de diálogo. Un ajuste como el propuesto pone en riesgo la paz social», agregó Menéndez.

Esteban Castro, referente de la CTEP y encargado del cierre del acto, también adhirió al planteo y, en un juego de palabras con la consigna de la marcha «Pan y Trabajo», invitó al público a cantar «Pan, Trabajo, el Fondo al carajo», en alusión al FMI. En el mismo sentido se expresó el líder de la CCC, Juan Carlos Alderete: «Sabemos lo que significa el Fondo Monetario Internacional, que significa más ajuste, más destrucción, menos trabajadores», señaló.

La Marcha Federal había comenzado el pasado lunes desde varios puntos del país y este lunes por la mañana, en su ingreso a la Ciudad de Buenos Aires, las columnas partieron desde tres puntos de encuentro rumbo a la Plaza de Mayo, reinaugurada esta semana tras las obras de refacción.

Tras un acampe y vigilia, las organizaciones sociales que venían desde el oeste partieron desde la iglesia de San Cayetano, en el barrio porteño de Liniers, mientras que la que llegaba desde el sur salió desde el Puente Pueyrredón y la que provenía del norte se concentró en Retiro. La marcha estuvo liderada por la Corriente Clasista y Combativa (CCC), el Movimiento Evita y distintos grupos pertenecientes a la CTA. Según los organizadores la convocatoria alcanzó a unas 200 mil personas.

Cuna de la Noticia

avatar