Newell’s apuesta a la recuperación contra Lanús en el Coloso

DE FELIPPE

La Lepra recibe al Granate con la obligación de ganar. Un cara a cara de rivales involucrados en la novela de la quita y restitución de puntos

Este mediodía (a las 13.15) se jugará un partido con una gran carga extrafutbolística. Porque se verán las caras dos equipos que, cada uno defendiendo sus intereses, terminaron enfrentados en una disputa en cuanto a puntos y dinero. Está claro que esta situación no fue responsabilidad de ambos planteles ni cuerpos técnicos, que hoy se enfocarán exclusivamente en la pelota, pero nadie puede ocultar que el cruce que se producirá en el Coloso tendrá un alto contenido simbólico, en el escenario de “un ajuste de cuentas” tras una batalla de escritorio. Newell’s, con los dos puntos que le restituyó la AFA tras la quita de tres unidades, terminó superando en la tabla de la temporada pasada a Lanús y eso le significó más dinero en el reparto de la torta de la Superliga. Y por ello el Granate puso el grito en el cielo. Encima en la tabla del promedio los rojinegros están un punto abajo del equipo del sur del conurbano bonaerense. Demasiados ingredientes que condimentan un duelo que pinta para que se saquen “chispas”. En este contexto los leprosos van por la primera victoria en el certamen. Un encuentro que promete emociones desde todos los ángulos.

   No hay dudas de que los desmanejos y las idas y vueltas que tiene la AFA terminaron ubicando a Newell’s y Lanús en veredas opuestas, luchando denodadamente por defender sus propios intereses, lo que los dejó como adversarios de una pelea de oficina que ninguno de los dos quiso protagonizar. La historia arrancó el año pasado. Cuando el 27 de noviembre la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) oficializó la quita de tres puntos a Newell’s al final de la Superliga, por la causa caratulada como “expediente Agremiados”, vinculado a la adulteración de documentos en la presentación de la declaración jurada de agosto de 2017. Una situación que se activó por los reclamos enfáticos de supuestas deudas con jugadores que realizó Futbolistas Argentinos Agremiados (FAA).

El fallo fue histórico, ya que la quita de puntos se consumó por un hecho “no deportivo”. Ante esta situación la dirigencia leprosa de inmediato activó los mecanismos de apelación correspondiente. El mismo día de conocer la medida, el club del Parque, a través de la página oficial, indicó que “la institución está preparando la apelación para presentar en la entidad madre del fútbol argentino. El club defenderá lo que considera sus derechos en el marco legal de la asociación. Las obligaciones con los jugadores y el cuerpo técnico que dieron origen a esta cuestión están cumplidas en su totalidad y nunca fueron motivo de discusión ni fueron argumento para establecer una sanción a la entidad”.

   A partir de la apelación comenzó una novela interminable de versiones, reuniones, trascendidos, desmentidas y rumores de todo tipo que se extendió hasta el pasado 7 de agosto. Allí finalmente se conoció el resultado de un dilatado cotejo de escritorio. Y si bien la Lepra no consiguió la restitución plena de los tres puntos descontados, sí logró salir airoso y con un saldo más que positivo del entuerto. Porque el tribunal de

apelaciones de la AFA anunció la devolución de dos de los tres puntos que le habían descontado a fin de la temporada pasada. Este fallo les permitió a los leprosos recuperar dos puntos en la tabla de promedios, pero lo más importante fue que Newell’s superó por diferencia de goles la línea de Lanús en la tabla de la última Superliga (ambos 29 puntos), lo que le reportó 1.089.419 pesos más en el dinero que recibe (en total serían 83.111.617 pesos).

   El propio presidente del tribunal de apelaciones de la AFA, Héctor Latorraga, le explicó a Ovación en su momento que se morigeró la pena impuesta a Newell’s porque “se consideró que el club no tenía antecedentes en este sentido y que además se destacó la preocupación que ha tenido la dirigencia de Newell’s en solucionar los problemas con los jugadores pese a los inconvenientes que han padecido. De ahí nuestro fallo beneficiando al club con dos puntos menos en la quita”.

   Claro que tras el fallo del tribunal de apelaciones, el presidente de Lanús, Nicolás Russo, desató su furia contra la AFA y amagó con no ir más a las reuniones de comité ejecutivo. Sintió un despojo y que hubo una gran desprolijidad en cómo se manejó la situación y hasta pidió que se vuelva al fallo original. Y Newell’s no descartó ir al TAS, Tribunal de Arbitraje Deportivo, para exigir el punto pendiente que ganó en la cancha y le quitaron.

   Por todos estos motivos, hoy habrá mucho en juego en la cancha entre los equipos de Omar De Felippe y Luis Zubeldía, ambos aún sin ganar en lo que va de la Superliga y con la necesidad de reposicionarse en la tabla de los promedios. Lo que fue una lucha de escritorio hoy se trasladará a una disputa futbolística en el verde césped. (La Capital)

Cuna de la Noticia

avatar