Sobre el final, el Canalla perdió ante el Ciclón

Rosario Central cayó por 1 a 0 ante San Lorenzo, en el Gigante de Arroyito, por la 23ª fecha de la Superliga. El único gol del encuentro fue anotado por Nicolás Reniero, a los 47 minutos del complemento, tras la asistencia de Juan Camilo Salazar.

Los primeros minutos del partido estuvieron del lado auriazul, con diversos intentos en arrebatos de Duvan Vergara o en pelotas paradas de Leonardo Gil, que no terminaron por causar un real peligro en el arco de Sebastián Torrico.

Con el correr del tiempo, San Lorenzo fue encontrándose más recurrentemente con el control de la pelota, pero tal como la conseguía terminaba perdiéndola, al sufrir la escasez profunda de una idea clara de juego.

Sobre el final del primer tiempo, Central volvió a ser protagonista a raíz de los desbordes de ambos laterales, pero en ningún momento pudo capitalizar esas oportunidades.

La jugada más clara del partido para el equipo de Paulo Ferrari llegaría en el complemento, a los 31 minutos, cuando un afilado y recién ingresado Néstor Ortigoza metió un gran pase filtrado para la definición de Fernando Zampedri, que exigió una estupenda reacción de Sebastián Torrico para mandarla al córner.

Previamente, Central pudo generar peligro con buenas jugadas de Nahuel Molina, al tiempo que San Lorenzo comenzó a acercarse más al área rosarina pero sin generar riesgo claro.

La única emoción del partido llegaría sobre el final, cuando todo daba a indicar que el partido terminaría 0 a 0. De un ataque del local, el Ciclón generó un contraataque potente ante un Central mal parado, encabezado por Víctor Salazar, que terminaría en la asistencia de Juan Camilo Salazar para un Nicolás Reniero que en total soledad definió ante la humanidad de Jeremías Ledesma. (Conclusión/ Rosario Plus)

Cuna de la Noticia

avatar