Preocupación en vecinos de la zona oeste por incendio en un medidor de gas

Un kiosco de diarios ubicado en San Luis y Río de Janeiro se prendió fuego y las llamas se propagaron a una cabina de Litoral Gas. Una cuadrilla de la empresa trabaja en el lugar para cortar el fluido.

Un voraz incendio se desató esta mañana en un quiosco de diarios y revistas ubicado en San Luis y Río de Janeiro. Las llamas se propagaron rápidamente y alcanzaron un medidor de Litoral Gas, que tenía una pérdida y tomó fuego. La situación causó gran preocupación entre los vecinos por el alto riesgo que encierra la situación.

Minutos después de que comenzará el fuego, que consumió el local de ventas de publicaciones, llegó una dotación de los Bomberos Zapadores que, pese a los esfuerzos de su personal, no consiguieron extinguir las llamas.

«Afortunadamente en la casa de arriba no vive nadie, así que no hay ningún peligro», comentó el encargado de los Bomberos Zapadores, Miguel Benítez, y detalló: «El escape se dio en la red de gas domiciliaria, se esta quemando el gas. la gente de la empresa ya encontró la llave para cortar el suministro. La situación está bajo control»

Una cuadrilla de Litoral Gas llegó luego al lugar, examinó la situación y se marchó, según trascendió, a buscar las herramientas para cortar el suministro de fluido, que no tenía en su poder en ese momento. Esta situación alarmó a los habitantes de la zona, que vieron con inquietud cómo se iban sin solucionar el problema.

Mi mamá es la dueña del autoservicio que está en la ochava, vimos cómo agarró fuego el quiosco y la salida del gas”, contó a La Ocho la titular de un negocio contiguo al incendio , y agregó: “Vinieron de Litoral Gas y no cerrar la pérdida porque no tenían la herramienta adecuada, estamos muy preocupados”.

Más tarde arribó otra camioneta de la empresa a cargo del suministro de gas en la ciudad. Bajaron varios operarios y con una masa comenzaron a romper la vereda en busca del caño maestro y así poder cortar el gas en la zona.

Me avisaron a las seis de la mañana que se había prendido fuego el quiosco de diarios y me vine para acá», contó Cristian López, propietario del puesto de venta de periódicos que ardió esta mañana, y agregó: «Las revistas se prendieron fuego rápidamente, atrás hay una garita de gas que como tenía una pérdida hizo como una explosión».

«Había pérdidas, pero se ve que no le dieron importancia», añadió López, y siguió: «La garita suministra a la casa que está en la planta alta. Ya una vez vino la gente de Litoral Gas y me tiraron abajo el quiosco porque no sé qué querían hacer con eso, la garita la dejaron y se ve que el problema no lo arreglaron». (La Capital)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *