Hieren a dirigente de Uocra y matan a su cuñado en un ataque a balazos

CARLOS VERGARA UOCRA

Fue ayer en Puerto San Martín y arrestaron a dos rosarinos como sospechosos de ser los autores del crimen. En principio el gremio descartó como móvil una interna sindical

Un hombre de 44 años fue asesinado y su cuñado de 53 resultó gravemente herido en un ataque a tiros con tintes mafiosos ocurrido ayer a la madrugada en Puerto San Martín. Minutos después fueron detenidos en la zona dos hombres domiciliados en Rosario que según las primeras versiones habrían actuado como sicarios, teniendo en cuenta que no eran de la zona y hasta ayer no había indicios de un intento de robo.

Como el herido es un miembro de la Unión Obrera de la Construcción (Uocra) que por estos días colaboraba con la intervención de la seccional de ese gremio en La Plata, cuyo ex titular Juan “Pata” Medina está detenido en el marco de una investigación por corrupción, las primeras versiones vincularon el atentado con una interna sindical.

Pero esa hipótesis fue en principio descartada por la conducción local del gremio que afirmó que, por ahora, no hay elementos para sostenerla. “En principio estoy sorprendido y profundamente apenado. Sabemos que hay dos personas detenidas y esperamos que la investigación logre determinar qué ocurrió. En este momento nos toca estar junto a las familias de estos dos compañeros y darles todo nuestro apoyo”, sostuvo a través de un comunicado de prensa el titular de la Uocra en Rosario, Carlos Vergara, precisamente a cargo de la normalización del gremio platense.

Fuentes judiciales identificaron a la víctima fatal como Juan Garcilazo, de 44 años, y al sobreviviente como Julio Galván, de 53, quien al cierre de esta edición seguía internado en estado delicado y con pronóstico reservado en el Hospital Eva Perón de Granadero Baigorria. En tanto, los voceros indicaron que los sospechosos, Diego M., de 35 años, y Axel Emanuel S., de 23, serán imputados este jueves por el fiscal sanlorencino Leandro Lucente.

De madrugada

Juan Herminio Garcilazo vivía en Uruguay 2221 de Puerto San Martín, en el barrio Bella Vista y en la misma cuadra donde está domiciliado su cuñado Julio Galván. Ayer a la madrugada, como todos los lunes desde hace unos meses, Galván —un dirigente con amplia trayectoria en la delegación San Lorenzo del gremio— se aprestaba a viajar a La Plata donde estaba colaborando con la normalización de la Uocra a cargo de Vergara (ver aparte).

Según señalaron fuentes policiales de la Unidad Regional XVII de San Lorenzo, vecinos de la cuadra refirieron que minutos después de las 2 de la mañana se escuchó que unos hombres gritaron desde la vereda el nombre de Julio, al parecer llamando a Galván.

Sin embargo, quien salió a ver qué pasaba fue Garcilazo, que inmediatamente recibió un vendaval de disparos. El hombre de 44 años quedó tendido en un charco de sangre y más tarde un médico lo declararía muerto luego de intentar en vano reanimarlo. Según confirmaron desde Uocra, Garcilazo se desempeñaba como trabajador constructor de la empresa Emico SA en la planta AGD de Timbúes. Estaba casado y tenía dos hijas de 14 y 22 años.

Se presume que Galván también se asomó pero intentó refugiarse en el garaje de la casa de su cuñado. Los voceros policiales indicaron que, antes de que llegara la ambulancia, de allí fue sacado con heridas de arma de fuego en abdomen, hombro y una pierna y llevado en una camioneta Toyota Hilux hasta el Eva Perón.

“El paciente ingresó a las 6 de la mañana a cuidados intensivos luego de ser operado por heridas de arma de fuego en abdomen y miembro inferior izquierdo. Cuando ingresó estaba consciente y ahora está cursando un posoperatorio aceptable. Se va a seguir controlando 24 o 48 horas más. Es un paciente de control, por eso está en terapia intensiva”, dijo el responsable de Cuidados Intensivos, Tomás Diez. Si bien el médico no quiso aventurar cuántos balazos recibió la víctima, habrían sido cuatro impactos, algunos con orificio de entrada y salida.

Detenidos

Según fuentes policiales, minutos después de las 2 de la mañana tres suboficiales del Comando Radioeléctrico del departamento San Lorenzo que patrullaban el barrio Bella Vista escucharon una serie de disparos. Al llegar al cruce de Uruguay y Chubut los uniformados vieron a dos hombres que corrían velozmente. Luego de una maniobra volvieron a topárselos de frente y entonces uno de ellos interrumpió la carrera con intenciones de esconderse detrás de un tapial con arbustos.

Uno de los policías fue por él mientras los otros siguieron al que escapaba por calle Belgrano. Al notar que el sospechoso estaba armado, el uniformado le ordenó que tirara el arma y se arrojara al suelo. Como no lo hizo inmediatamente, fue reducido tras un forcejeo del que terminó esposado. Así cayó Diego M., a quien se le secuestró una pistola Browning calibre 9 milímetros plateada con la numeración suprimida y ocho balas en el cargador.

En tanto, los otros policías lograron apresar a Axel Emanuel S. Luego de un rastrillaje por la zona encontraron una pistola marca Taurus con un cargador de 17 balas que contenía cuatro cartuchos intactos. Al parecer las armas incautadas serían compatibles con las utilizadas en el mortal ataque.

Ambos sospechosos serán imputados de homicidio y tentativa de homicidio por Lucente quien, según fuentes judiciales, luego de estar en la escena del hecho ordenó medidas que se mantuvieron en reserva así como ciertos datos que prefirió preservar para el momento de la audiencia en principio prevista para el jueves en los Tribunales de San Lorenzo.

Según trascendió, los detenidos están domiciliados en la zona sur de Rosario, uno en Tablada y el otro en Oroño al 4000. Ese dato, y la aparente falta de vinculación previa con las víctimas, sumada a que no hay indicios de que se haya tratado de un hecho con fines de robo, abonaba ayer la hipótesis de que pudo haberse tratado de un ataque por encargo. (La Capital)

Cuna de la Noticia

cunadelanoticia