Debut y despedida: La Lepra quedó eliminada de la Copa Argentina

La Lepra caía ante Villa Mitre por 2 a 1 y el árbitro Novelli decretó el final por la agresión de los hinchas ñubelistas a la policía. El equipo del Parque jugó un pésimo primer tiempo, perdía por 2 a 0 y el gol de Alexis Rodríguez en el complemento no le alcanzó. Al finalizar el encuentro, Héctor Bidoglio fue destituido de su cargo cómo director técnico. (Mirá los goles)

Newell’s sufrió una de las peores derrotas deportivas de su historia. Y como si fuera poco, sus hinchas provocaron un escándalo en las tribunas, con agresión a la policía y rotura del alambrado incluidas, que decretó la suspensión del juego. Villa Mitre de Bahía Blanca, club que milita en el Torneo Federal A, lo sacó de carrera en la Copa Argentina y agudizó su crisis.

Por los 32avos de final de la Copa Argentina, la Lepra perdió por 2 a 1 y sufrió su cuarta caída consecutiva, contando las tres anteriores de Superliga. Los goles del vencedor: Herrera a los 6 minutos de juego; Leo López a los 43′; descontó Alexis Rodríguez a los 6′ del complemento.

Los bahieneses ganaron con justicia porque jugaron el primer tiempo con mucha más enjundia en todas las líneas y porque los de Bidoglio defendieron peor que nunca. Pasivos, permisivos y erráticos, los integrantes de la última línea sufrieron cada ataque del adversario, mientras que los del Parque casi no generaron peligro.

En el primer gol, Callegari despejó hacia el medio y Herrera sentenció a Aguerre, que se la encontró delante de sus ojos sin poder reaccionar. Tampoco reaccionó el equipo: no se cuenta ni una sola jugada clara de gol, mientras que el tricolor pudo haber marcado un gol más. Ni Maxi, Ni Torres, ni Alexis: todo fue del adversario.

En el segundo tiempo, los rosarinos salieron con otra predisposición y con los ingresos de Formica e Insaurralde, lograron descontar rápidamente. Alexis puso el 1-2 y encendió la ilusión de la igualdad. Newell’s adelantó sus líneas y pudo haberlo igualado: el arquero le tapó un cabezazo a quemarropa a Fontanini a los 15′; a los 31′, Alexis y Formica lo perdieron uno detrás del otro.

Contó con opciones como para empardar, pero no tuvo precisión. Y el nerviosismo empezó a ganar en el campo y en las tribunas. Ya con el tiempo cumplido, sus hinchas rompieron el tejido alambrado y agredieron a dos efectivos policiales, que se retiraron golpeados y con cortes en la cabeza. Producto de esos incidentes, y a instancias de los encargados de la seguridad, el juez Novelli marcó el final.

Newell’s quedó envuelto en una crisis deportiva que está en sintonía con la institucional. Los hinchas cantaron en contra del plantel y también del presidente Eduardo Bermúdez, que está en uso de licencia y desaparecido en acción.

El futuro es oscuro en el Parque: iniciará el próximo torneo de primera división en el último puesto de la tabla de promedios. Y la riqueza del plantel actual no parece ser suficiente como para ilusionarse con una gran campaña, que necesitará. Con esta caída, Héctor Bidoglio quedó dejó de ser el entrenador del conjunto Rojinegro. (Rosario 3)

Cuna de la Noticia

avatar