Central se quedó con un merecido triunfo ante Belgrano y jugará ante Boca

ROSARIO CENTRAL

El equipo dirigido por Pizzi se impuso claramente y con autoridad al equipo cordobés en los 8vo de la Copa Argentina y ahora en cuartos espera por el poderoso Boca. Rivarola y Castillejos le dieron la ventaja al canalla, mientras Almerares, en el cierre del partido, marcó el descuento.

Juan Antonio Pizzi, el técnico de Central, se la jugó y le salió bien. Es que sin arriesgar tanto, como se imaginaba en la previa y, sobre todo, sin desviarse de su objetivo primario, que es la vuelta a primera, Central venció claramente a Belgrano por 1 a 0 y avanzó a los cuartos de final de la Copa Argentina, donde jugará con el ganador del partido que en minutos juegan Boca y Olimpo en Catamarca.

Y Central lo ganó claramente, porque de los dos fue el que más quiso, el que más lo buscó, el que más intentó y, como consecuencia, el que más chances tuvo. De hecho, y de acuerdo a lo generado por ambos, si hubiese sido mayor la diferencia en el marcador se hubiera ajustado un poco más a lo que fue el trámite del partido, entre un equipo que lo buscó permanentemente (Central) y otro (Belgrano) que fue a ver qué pasaba y que sólo intentó salir de su letargo y su apatía, en el último cuarto de hora cuando la cosa se le hacía cuesta arriba.

Es que Vismara y Alderete formaron un buen tándem en el medio en la contención y además fueron criteriosos en el manejo del balón, tuvo en las intermitentes subidas de Ferrari y Carrizo por derecha y de Rivarola por la izquierda armas de desequilibrio, en un medio que casi siempre tuvo buena circulación de pelota y mayor volumen de juego que el Pirata cordobés.

Y en defensa, excepción hecha del descuento de Almerares en el cierre del partido, casi no pasaron sobresaltos, un poco por la sobriedad del equipo y otro porque contó con la inestimable colaboración de Belgrano, que fue unequipo atático, tibio y errático.

De hecho, las dos contras y un cabezazo de Costa, que le faltó final, un desborde de ferrari por derecha, que Vismara no terminó bien, un par de llegadas de Monje y el golazo de Pirulo Rivarola dan cuenta de esa superioridad manifiesta que mostró el equipo dirigido por Pizzi.

Un técnico que, si bien no hacía falta, demostró su intención manifiesta de asegurar el triunfo cuando, ganando 1 a 0, mandó a la cancha a Castillejos, Zarif y Ricky Gómez para cerrar el partido. Y Castillejos, en una contra letal, le dio la razón y con una definición exquisita sentenció la historia y la clasificación de Central a cuartos de final de la Copa Argentina.

El descuento de Almerares sólo sirvió para poner un poco de suspenso, pero que no alcanzó para empañar una justa victoria de Central, que nunca estuvo en discusión. Es que Central fue a San Juan con un claro objetivo: pasar de fase en la Copa Argentina. Y con sus armas de siempre, pero con algunos nombres no tan habituales, lo logró. (La Capital)

Cuna de la Noticia

cunadelanoticia